Sesiones de coaching familiar

Coaching a las relaciones familiares y soporte a los padres para que disfruten educando a sus hijos.

El fin es que el joven tenga un ambiente de confianza y respeto en casa con su familia para que pueda desarrollar su potencial. Si un joven recibe un proceso de coaching y no hay armonía, el proceso de coaching podría no avanzar, ya que el joven podría estar recibiendo mensajes contradictorios. Por eso sistemáticamente recomiendo hacer dos sesiones de coaching familiar antes de empezar el proceso de coaching para ver desde dónde se relacionan, alinear los valores de la familia y mejorar la comunicación.

¿Cómo funciona?

Las sesiones de coaching se hacen a la relación familiar. Puede ser toda la familia junta o entre dos a más personas de la familia. Las sesiones tienen una periodicidad quincenal y duran hora y media.

¿Para qué?

. Planificar los objetivos de la familia y ver intereses comunes.

. Mejorar y reforzar los vínculos afectivos.

. Aprender a comunicarse desde el respeto y haciendo peticiones.

. Potenciar el amor y el positivismo en la familia.

. Aprender a dar reconocimiento y crear valor.

. Disfrutar de la familia .

. Crecer juntos y apoyarse mutuamente.

La técnica que aplicamos para hacer coaching de familia está basada en la metodología de ORSC (Organitation & Relationship Sistems Coaching).